Libros Gratis

Descarga Libros Gratis Sin Registrarse en Pdf y Epub, Libros Gratis Sin Tarjeta de Crédito, Pdf Gratis y Epub Gratis

Como Descargar, El Último Templario – Edward Burman en PDF y Epub Gratis

El Último Templario – Edward Burman


Estas buscando como descargar el libro El Último Templario – Edward Burman en PDF y Epub Gratis

Información
  • Titulo: El Último Templario – Edward Burman
  • Genero: ,
  • Formato: PDF , Epub
  • Idioma: Español
  • Páginas: 289
  • Publicado: 1990
  • Autor:
  • Visitas: 959
  • Descargas Gratis: 860
Resumen del libro El Último Templario – Edward Burman

 

El sonido del golpe de las puertas de la prisión resonó a sus espaldas. A él siguió, en un perfecto
intervalo de tiempo, el repique de las campanas llamando a vísperas, apartándole de su momento
favorito de cada día.
La repentina ausencia de luz y calor creaba una ligera sensación de aturdimiento. Se estremeció. En
medio de la oscuridad apareció en la distancia una antorcha llameante. Moviéndose de un lado al otro, la
luz avanzó hacia él a través de los arcos del pasadizo abovedado. El sonido de unos pasos pesados
seguía al movimiento de la antorcha y su eco se repetía ominosamente en las cúpulas. Miró a su alrededor
buscando en la oscuridad a su indeseado compañero.

Durante días había leído una y otra vez los informes de los interrogatorios que habían tenido lugar
varios años atrás. Las transcripciones eran buenas y completas, cubriendo cada uno de los aspectos
concebibles de los cargos. Su cometido era buscar cualquier anomalía, incluso la más intrascendente, una
especie de anzuelo con el cual penetrar lo más recóndito del alma del hombre. Sin embargo, las
respuestas del prisionero no resultaron más que un conjunto de frases deshilvanadas. No parecía haber en
ellas el menor sentido.

En cuanto entraron a un nuevo corredor, las ratas huyeron despavoridas. Jacques sintió que se le
aflojaban los intestinos y se alegró de que la oscuridad ocultara el estremecimiento que recorrió su
cuerpo atemorizado. El hábito volvió a engancharse en un clavo y le obligó a detenerse bruscamente
como si no deseara continuar. La voz, sin embargo, parecía impulsarle hacia adelante.
—Forma parte del trabajo, señor. Al cabo de un rato os acostumbraréis a esto —dijo el guardia
riéndose para sí mismo; luego se volvió y empujó la puerta entreabierta, antes de añadir—. Seguidme.
Una docena de pasos a lo largo de un empinado corredor, con la luz cayendo diagonalmente sobre el
suelo de tierra, les condujo hasta una cámara con aspecto de tonel abovedado de al menos sesenta pasos
de longitud e idéntica altura.

La cámara estaba iluminada por una serie de ventanas a la altura del suelo protegidas por barrotes. En
la estancia, y sin orden aparente, había esparcidos varios tipos de muebles, mesas, bancos y sillas.
Aquí y allá, y también en desorden, había numerosos rollos de sogas y cadenas. A medio camino del
muro exterior había una amplia chimenea que se elevaba verticalmente a través de la bóveda, rompiendo
su simetría. Un fuego lento ardía en ella y frente a la chimenea había una especie de estructura de madera
con la apariencia de una cama y una pantalla de metal. En el lado más alejado de la chimenea un
escribiente hacía su trabajo, sentado a una mesa de caballete, mientras dos dominicos, ataviados de
negro, conversaban quedamente a su espalda. Detrás de ellos, varios guardias con aspecto rudo,
envueltos en túnicas marrones, sostenían firmemente a un prisionero contra la pared en una actitud que, a
juicio de Jacques, indicaba un celo excesivo.

El rostro del templario, anguloso y surcado de profundas arrugas, llamó la atención de Jacques.
Tenía la expresión aburrida y vacía de un hombre que, harto de mirar el mundo exterior, se había vuelto
hacia sí mismo. Debía de tener alrededor de sesenta y cinco años; un hombre que había visto demasiadas
cosas durante el transcurso de su vida en la Orden de los Templarios, sobre todo si se había enrolado en
ella cuando estaba en su juventud. Un caballero que ahora aparecía encorvado por la edad y la fatiga
pero que, sin duda, había sido un hombre de anchos hombros e imponente altura, tal vez un metro noventa
o más.


Enlaces de Descarga: El Último Templario – Edward Burman

Puedes descargar el Libro El Último Templario – Edward Burman en formato pdf y Epub totalmente gratis, solo usa los botones del area de abajo para descargar.



Sengundas Opciones de Descargas

En caso de que los enlaces de descargas de la caja superior no funcionen, usted puede usar estos como segunda opción para descargar gratis el libro El Último Templario – Edward Burman, si los enlaces están caídos o no funcionan puedes reportarlo a través del área de contacto para volverlos a subir


Enlaces en PDF


Enlaces en Epub

Opiniones y Criticas Sobre el Libro El Último Templario – Edward Burman

Quieres dar tu opinión o crita sobre el Libro El Último Templario – Edward Burman, puedes hacerlo, haciendo click sobre el boton inferior de abajo.

Dar Tu Opinion
Ver opiniones/criticas
Compartir

¿Te gusta la lectura? Te invitamos a compartir este libro con tus amigos, usa los botones de abajo para que compartas en tu red social favorita y de esa manera impulses la lectura ¡!!

Dejar un comentario
comentarios

Comenta. Sé un pionero